Aniversario

El Cortijo del Agua se fundó en 1942 . Este año cumplimos el 7 6 A n i v e r s a r i o
Descubre la historia de los Carteles de Fiestas de Primavera

Bambalina de Plata a Pascual Gonzalez


    Nadie mejor que Pascual podría firmar la crónica de esta inolvidable jornada, y quiero agradecer desde estas líneas la generosidad que ha mostrado desde el principio, prestándonos su pluma para enriquecer las fotografías que la acompañan.

     UN SÁBADO PARA ENMARCAR

   "La mañana me despertó con aromas de Peregil. La Asociación de Amigos del cantaor de Manzanilla, con pasaporte hispalense y Medalla de Oro de la capital del mundo, me invitaba al acto de entrega, en la Basílica de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, del VI MEMORIAL PEPE PEREGIL, que este año recaía en nuestro Cardenal Arzobispo Emérito de Sevilla, Fray Carlos Amigo Vallejo. Tan genial el lugar como el galardonado.

    Y hasta San Lorenzo me fui ilusionado de poder abrazar a un verdadero amigo que, como muchos sevillanos, siempre que necesité, tuve. Un hombre entrañable que derrocha didáctica de sencillez y humildad por los caminos cristianos "yo creo como tú, que me enseñas a creer en todo momento".

    El encuentro fue muy emotivo, y CRISTO nos unió de nuevo, de la mano de Miguel Pérez de los Santos y de la familia de mi amigo Pepe, cuyo eterno recuerdo trajo a mi memoria aquel 15 de agosto, después de la recogida de Nuestra Patrona, cuando Peregil y yo nos encontramos, en la puertas del Palacio Arzovispal, con Monseñor Amigo... Después de los saludos, Pepe -señalando la puerta principal- le dijo a Don Carlos: "Amigo, que buen piso tiene usted".

   Y de San Lorenzo, me tuve que ir sin poder disfrutar de la homilía, dice Sevilla, de Puerta del Principe, al Círculo Mercantil donde la Tertulia Cofrade "La Bambalina" me hizo entrega de su preciado galardón "La Bambalina de Plata" en un precioso acto, coordinado y exaltado por Don Rafael Asquith Gómez, presidente de la tertulia, al que quiero agradecer las palabras que tuvo para con mi persona, tan bentidas como inmerecidas pero muy satisfactorias.

    Una ceremonia que para la que, gracias a Dios, había de atravesar los 625 años de historia de la Hermandad de Los Negritos expone en el sevillano Círculo de Sierpes, que sigue gozando de la celebración de su 150 Aniversario.

    En San Lorenzo me esperaban los amigos y en la mesa de mi estudio, la Trastienda Hispalense, hoy, dedicada a la Fiesta de la Candelaria... El exclusivo cierre de un sábado para enmarcar... Un sábado, nunca mejor dicho, de Museo. ¡Va por ti, Pepe!"

Crónica:



    Sábado cargado de citas importantes en la ciudad de Sevilla, y Pascual González estaba convocado a dos de ellas. En la primera La Asociación Amigos del Peregil había galardonado en el VI Memorial Pepe Peregil al Cardenal Arzobispo Emérito de Sevilla, Fray Carlos Amigo Vallejo, y por este motivo celebraría una homilia en la Basílica de Nuesto Padre Jesús del Gran Poder. Siendo convocados los galardonados en las cinco ediciones anteriores, Jesús Vigorra, Julio Cuesta, la Cabalgata de los Reyes Magos de Sevilla, Pascual González y Cantores de Hispalis y José Antonio Navarro Arteaga. Pero a la misma hora Pascual González iba a recibir la Bambalina de Plata 2018.

    Aún así Pascual González y Cantores de Híspalis no quisieron perder la ocasión de saludar a Monseñor Amigo por la amistad que les une y como agradecimiento a la Asociación Amigos de Peregil por su invitación.

    Esperaron a que Monseñor Carlos Amigo llegará a la Basílica del Gran Poder. Fue un encuentro muy emotivo. Monseñor Carlos Amigo se bajó del coche y se encontró de frente a su amigo Pascual, entonces se paró el tiempo por unos instantes y se fundieron en un largo abrazo. Tras el saludo Monseñor Carlos Amigo, comentó a Pascual con la gracia adquirida en Sevilla "como han crecido estos niños" señalando al resto de integrantes de Cantores de Híspalis. Pascual le regaló su última obra "Cristo Pasión y Esperanza" y Don Carlos quedó muy agradecido tras una corta charla íntima que quedará para ambos.

    Tras esta visita fugaz marcharon directamente al Circulo Mercantil al ya tradicional acto de entrega de la "Bambalina de Plata" en su edición de 2018. Distinción que nace a través de la ilustre tertulia cofrade "La Bambalina", y que ensalza mas si cabe nuestra Semana Santa Sevillana. Esta jornada volvió a evocar ese momento tan señalado que tiene lugar cada principio de año y que va acumulando solera a través del tiempo.

    No es un reconocimiento más, dado que dentro del mundo cofrade se espera con gran anhelo. Esta distinción es una manera de agradecer y homenajear cada año a una persona o Entidad que durante su trayectoria se haya distinguido por la entrega, el amor y la defensa de nuestra Semana Santa. En esta ocasión, la Bambalina de plata recayó sobre Pascual González.

    Hoy en día Pascual González y Cantores de Híspalis son los mayores exponentes de la sevilla cofrade, y esta pincelada sobre la obra cofrade de Pascual González y Cantores de Híspalis  puede dar una idea de los motivos por los que son merecedores de tal distinción.

    Seguramente estemos ante el autor, compositor e intérprete que más le ha cantado y recitado con su inconfundible voz a la Semana Santa, ofreciendo a Sevilla un pregón que ha ido adelantando por entregas desde aquel "A tí Sevilla", para continuar con su "Rincón Cofrade" que cada año nos sorprendía con la hermosura de sus letras, hasta brindar finalmente a Sevilla su pregón con el espectáculo "Sevilla reza cantando". Y posteriormente pregonar por toda Andalucía con la gira "La Pasión según Andalucía" en una superproducción musical y audiovisual.

    Ese genial majareta, que respira sevillanía por todos los poros de su piel, ha sido el autor y compositor de la mayoría de los temas de Cantores de Híspalis.

    Fundador del grupo Cantores de Híspalis, con el que removió los cimientos de las sevillanas hasta hacerlas internacionalmente conocidas, con un estilo rompedor para aquellos entonces, y que poco más tarde sería todo un referente en esta nueva forma de interpretar las sevillanas.

    Su vinculación con la Sevilla Cofrade comienza en 1980 con el disco "A tí Sevilla". Donde incluye su primera sevillana cofrade, dividido en dos partes para hacer un recorrido completo por la Semana Santa. "A mi Sevilla Cofrade (1ª  Parte)": Recorre la Semana Santa desde el Domingo de Ramos hasta el Miércoles Santo, y la segunda parte de "A mi Sevilla Cofrade": Continúa desde el Jueves Santo hasta el Sábado Santo.

    En 1983 crea un nuevo espacio en los discos de sevillanas de Cantores de Híspalis llamado (Del Rincón Cofrade), y en este trabajo discográfico nos regala la primera de tantas sevillanas que el pueblo hace suya, con el título de "Costaleros de Sevilla". Este es el comienzo de su particular pregón del pueblo, recitando entradas hasta el momento desconocidas en las sevillanas, y que año tras año ha ido macerando hasta la creación del disco "Sevilla reza cantando". Pregón que las instituciones le han negado por miedo a que tras su paso nada volviera a ser igual.

    Pero fue en 1984 cuando Pascual esculpió con su pluma la primera obra maestra de su particular (Rincón Cofrade), que lo convierte a la vez, en juglar y trovador de las sevillanas. Escuchando tan solo las seis primera palabras al recitar "Son las cuatro de la tarde...", ya todos saben que estamos hablando de la sevillana dedicada a la Hermandad de San Benito, situada en el corazón del barrio que lo vio nacer, titulada "El puente te está esperando". Es la primera Sevillana Cofrade que traspasa los límites de esta temática para competir en igualdad de condiciones con otras temáticas como el Rocío o Sevilla, y que encumbra definitivamente a Cantores de Híspalis en el género de las sevillanas.


    Pascual González sigue mimando de forma especial esta temática, y en 1985 aparece en el espacio (Del Rincón cofrade), una nueva joya en forma de sevillana dedicada a la Hermandad de madrugá donde hizo penitencia, titulada "Silencio".


    Pascual González es muy amigo de sus amigos, pero siempre ha tenido especial predilección por dos personajes de este género como eran Paco Palacios "El Pali" y Pepe Peregil. La complicidad entre Pascual y Peregil hace que éste abra con una saeta inolvidable la sevillana "Paso de Palio", en el disco de 1986 "Superandalucía".


    En 1987 da un giro en el espacio "Del Rincón Cofrade" e incluye una excelente canción titulada "Nazareno y Gitano", en vez de las sevillanas cofrades a las que nos tenía acostumbrado hasta el momento. Pero como todo lo que toca Pascual, este tema adquiere una dimensión inesperada y de canción pasa a marcha procesional, entrando con éxito en el mundo de las composiciones de marchas cofrades.

    Danza, publicado en 1988 por Cantores de Híspalis, fue el disco más internacional del género de las sevillanas, todo un diamante en bruto que con el paso de los años se ha convertido en un disco de culto. Inicia con el popurrí "La danza del amor" que dura cerca de veintitrés minutos y medio, donde incluye su particular tributo a la temática cofrade, con un solo palo de una preciosa sevillana que nos traslada su particular "rincón cofrade".

    Posiblemente el éxito desmedido del anterior disco hace que el grupo cambie parte de sus componentes, manteniéndose Pascual como nexo de unión. Con estos cambios puede dar comienzo al embrión de otra genialidad de Pascual, que culminaría años mas tarde en obras atemporales y eternas como "Sevilla reza cantando" estrenada en el año 2000, tan solo unos meses después de volver a unirse, la superproducción posterior "La Pasión según Andalucía" y la publicada a finales de 2017 Cristo, Pasión y Esperenza (obra magna de Pascual González), con la que cierra esta brillantísima trilogía. Pero antes, en 1990 vuelve con fuerza a la temática cofrade con "El Rey de los Cielos".

    Pascual decide continuar su andadura en solitario durante un tiempo y en 1995 publica el disco "El Cantor de Híspalis". Sin abandonar su tradicional guiño a la Semana Santa. Con la sevillana "Cachorro" recibe el Primer Premio Nacional de Sevillanas de la S.G.A.E, y esto le anima a continuar con su "rincón cofrade" y a introducirse de nuevo en el género de las sevillanas.

    En 1996 interpreta "De la Campana a la Feria", y en 1997 "Jesús de la Vera-Cruz", o "Cinco oraciones al Gran Poder", nuevo guiño pregonero que le brinda al pueblo.
    
    Como ya se ha comentado antes, en el año 2000 comienza su particular pregón a la ciudad con el su obra-espectáculo "Sevilla reza cantando" grabado en el Teatro Imperial de Sevilla, doble disco que contiene este drama litúrgico vanguardista sobre la pasión, muerte y resurrección de Jesús visto desde una perspectiva sevillana acompañado con un dvd con imágenes alusivas al espectáculo. Durante diez años llenan hasta la bandera infinidad de teatros de toda España con este rezo-espectáculo, que dando una vuelta de tuerca mas a sus osadas invenciones, cuenta para ello con bandas de música, cantos litúrgicos, bandas de cornetas y tambores, saetas, corales, pregones y sevillanas. Seduciendo al público con un magistral recorrido por sus temas cofrades de siempre.

    Después de "Sevilla reza cantando" comienza a meter sevillanas que posteriormente se incluyen en "La Pasión según Andalucía", como Capataz, del disco "Esta fiesta es la caña" de 2005.


    En 2010 vuelve a recuperar el "rincón cofrade" que tanto éxito le ha dado a Cantores de Híspalis, en otra obra faraónica como "La gran fiesta de las sevillanas", donde recupera la esencia cofrade en la sevillana "Aromas de Sevilla".


    Posteriormente nos regaló en 2012 "La Pasión según Andalucía", donde recreó majestuosamente su particular visión de la exaltación de la Semana Santa, basada en las costumbres y tradiciones procesionales y penitenciales del pueblo andaluz.


    Si Danza revolucionó el género de las sevillanas, Cristo Pasión y Esperanza es la Ópera Magna Cofrade de Pascual González, que de la mano de Cantores de Híspalis y con la colaboración especial de Álex Hernández y Diego Benjumea, nos ofrecen un concierto-ópera andaluza que narra la vida de Jesucristo en un lenguaje musical, audiovisual y lírico.


    Con este trabajo discográfico, Pascual González culmina la trilogía cofrade que comenzó en el año 2000 con una obra mas intimista (Aunque la universalidad de Pascual e intimismo es algo incompatible) como fue "Sevilla reza cantando".


    Una pasión de Cristo muy singular y exclusiva, basada en las costumbres y tradiciones precesionales y penitenciales del pueblo español.


    Esta obra como las que le anteceden formará parte de un espectáculo que une diferentes lenguajes artísticos, como el lenguaje lírico, a través de la narrativa, que a modo de hilo conductor de diferentes pasajes musicales de la obra. El lenguaje audiovisual, con una producción videográfica de alta calidad, que sobre pantalla grande, se proyecta a lo largo de toda la obra, y el lenguaje musical, con una ópera andaluza que combina composiciones inéditas con melodías de corte andaluz como las composiciones Ione o Mater Mea, reconocidas por muchos cofrades al haberse instrumentalizado  para ser interpretadas por bandas de música, y adaptaciones de piezas universales de compositores como Giuseppe Verdi, Joaquín Rodrigo, Ricardo Dorado, Manuel R. Farfán y Tomaso Albinoni, entre otros.


    Pero aquí no acaba la polifacética obra cofrade de Pascual. Compone marchas de procesión como "Costalero de Dios", "Señora del Baratillo", "Reina del Museo", "Padre Nuestro" y un largo etc., o bien escribe libros como "Chicotá pa Sevilla" publicado en 1993, o "La Trastienda Hispalense" publicado en 2016.


    También ha sido pregonero de la Semana Santa de Utrera en 2008, o del 75 Aniversario de la talla de la Virgen del Dulce nombre en 2012, entre otros.


    Por todo ello, el martes 21 de Febrero de 2017, a las cuatro de la tarde en su barrio de la Calzá, su ciudad quiso agradecer en forma de calle, un poquito de lo que Pascual le ha entregado a su Sevilla. Y la Medalla de Oro de la Ciudad de Sevilla.


    Una vez acabado el acto en el Círculo Mercantil, Pascual González marchó para la casa Hermandad del Gran Poder, donde aún permanecían los miembros de la Asociación Pepe Peregil, y fue recibido con los brazos abiertos una vez más, en un lugar donde se le tiene muchísimo cariño.


    Mas tarde salía el Viacrucis del Cristo de la Buena Muerte de la Hermandad de la Hiniesta, pero esto ya es otra historia de nuestra Ciudad Mariana...

Crónica y fotografías:

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...