Aniversario

El Cortijo del Agua se fundó en 1942 . Este año cumplimos el 7 5 A n i v e r s a r i o
Descubre la historia de los Carteles de Fiestas de Primavera

III Ruta Palista


    42 grados 42. Era la temperatura prevista para el día de la Tercera Ruta Palista, se temía que la gente se echara para atrás. Pero al bajar en la parada de metro de Puerta Jerez, se disiparon todas las duda, cuando se vieron las primeras camisas blancas con el logo del Pali en el pecho.

Resumen de la III Ruta Palista en imágenes

    Era el reencuentro de muchos amigos que ya habían participado en la II Ruta Palista, y la presentación de las nuevas incorporaciones a este evento (muchos de ellos desde Huelva), y que en tan solo tres años se ha consolidado entre los aficionados amantes de la figura del Pali, y digo figura, porque no solo quedas atrapado por sus sevillanas, sino esa forma de sentir y de vivir Sevilla, o de compartir lo que tenía con sus vecinos y amigos. Todo un ejemplo a seguir por los Palistas.

    Tras la presentación de la III Ruta Palista por Javier Montiel, Juanma Cortés toma la palabra como tesorero de la Asociación Cultural "El Pali: ayer, hoy y siempre" para comentar un nuevo proyecto del que hablaremos en siguientes entregas y del que en esta ruta Palista se hicieron cerca de 40 socios, y José Antonio Palacios para dar comienzo la ruta a la 9:30 de la mañana con la primera sevillana "Fuente de amores" rebautizada por el pueblo como las sevillanas de "Los niños meones".









    Parada obligada. Barrio de La Moneda, calle Güines, 6 Bajo, donde nace El Pali el 22 de mayo de 1928. José Antonio Palacios (sobrino del Pali) nos cuenta las anécdotas de su familia y de sus vecinos. Aunque se disculpa por repetirla, es necesario para los neófitos en la ruta y un placer para los que ya la han hecho alguna vez.

    Una vez concluida la exposición, Manuel González (el tamborilero de la ruta), regaló a los asistentes unos versos dedicados al Pali. Y sin más dilación, Sergio Alcántara los deleitó interpretando la sevillana "El Trovador de Sevilla". Resonando en ecos por la excelente acústica de la barriada de la Moneda.







   De ahí pasamos a la segunda cita obligada de la jornada, la casa donde vivió el Paco Palacios "El Pali", que pocas semanas antes había remozado el encintado de los azulejos y la fachada para dar mas encanto, si cabe, a este lugar de culto para los palistas.

    Tras la ofrenda floral, Sergio Alcántara se arrancó a cantar unas sevillanas inéditas que incluirá en un disco para recoger fondos para la Asociación Cultural "El Pali: Ayer, hoy y siempre", que se destinarán para la creación de un monumento a su figura.

    Como cada año, la familia Palacios tiene a bien entregar un obsequio en forma de pergamino a alguna persona que defienda los valores del Pali. Este año como el mismo José Antonio dijo "vamos a tirar la casa por la ventana", e hicieron entrega de tres pergaminos a Paco Ruano a título póstumo, Alfonso Gonzále z "Popi" y Juanma Cortés "Wikiferia". Con la sevillana "Recuerdos de mi patio", creada Por El Pali y Federico Alonso Pernía en la mesa camilla de esta casa mirando la fuente de su patio, la comitiva continuó su curso.













    La ruta se puso de nuevo en marcha buscando la sombra, dado que sobre las diez y media de la mañana ya empezaba a castigar el Lorenzo, pero ni el astro Sol impedía que los asistentes siguieran esbozando una sonrisa de la satisfacción. Tras una breve parada en el Arco del Postigo para cantar la sevillana "Mi arco del Postigo", continuamos para correos donde se interpretó la sevillanas "Añoranzas sevillanas" rebautizada de nuevo por el pueblo como "En la puerta Correos".

    A los pies de la Giralda se vivieron momentos insólitos para los turistas allí presentes, que no para los integrantes de la Ruta. Al cantar las sevillanas "Campanero de la Giralda", estos turistas que duplicaban al séquito de la ruta palista, hicieron un círculo espontáneo, para ver asombrados como sus guías bailaban seducidas por las sevillanas junto a algunos integrantes de la Ruta.







    Embelesados por la belleza de las callejuelas del barrio de Santa Cruz y por su acústica, seguíamos sorteando turistas y oriundos del lugar que se volvían con una sonrisa de oreja a oreja, aprobando sin saber muy bien lo que estaban viendo.

    Tras un merecido descanso para refrescar las gargantas ya fatigadas por la calor, la ruta retomo su camino.





    Tras una visita frustrada al Corral del Conde donde la ruta Palista tenía previsto cantar "En el Corral del Conde", dado que uno de sus vecinos nos increpó con chulería y mala educación. Lo que empezó siendo un momento desagradable, se convirtió en otro de los momentos con arte de la ruta al cantar la sevillana dedicándosela a este vecino mientras la Ruta Palista salía del Corral del Conde, como si todo estuviese preparado (Cuando El Pali compuso esta sevillana en 1980, nunca se le debió pasar por la cabeza, que casi cuarenta años después iba a seguir estando de actualidad).

En el corral del Conde,
hubo pelea.

Se peleó mi Lola
con la casera.

Ay Lola mía
Con cara de sargento
de artillería.
    






    En la Plaza Rialzo se detuvo la Ruta Palista para rendir un merecido homenaje a otro insigne artista del género de las sevillanas, que comparte con el Pali, además de la profunda amistad de ambas familias, la medalla de Oro de la Ciudad de Sevilla. Bajo el monumento volvieron a sonar sevillanas, esta vez del Peregil, como "De pata negra" y "La combebencia".

    La familia Peregil siempre nos ha acompañado en la ruta palista, aunque esta vez, además nos abrió las puertas de su casa. Otro templo del buen sevillanero, la taberna "El quitapesares", donde tomamos unos merecidos botellines helados de Cruzcampo y cultivamos la combebencia como nos recomendaba Pepe Peregil. Y empezamos a disfrutar de otro de los descubrimientos de la III Ruta Palista. El arte del "Pali de los Palacios".











    A pesar de la calor que hacía a la una y media de la tarde, todavía quedaban en la plaza de la Encarnación tantos palistas como grados en la calle en una batalla que se ganó a base de sevillanas como la que se cantaron bajo las Setas de la Encarnación "Soy donante de flores" Bailadas con mucho gusto.




    Cuando parecía que ya estaba todo visto en esta ruta, llegamos a la Plaza de Montesión para volver a refrescar las gargantas en Casa Vizcaino, lugar donde nos despedimos en la I Ruta Palista. Ya en la plaza se cantó "Rosario de Montesión" frente a la capilla, cuando, al contrario que en el Corral del Conde pudimos comprobar que en Sevilla también hay "güena" gente. Abrieron un instante la Capilla porque iban a fotografiarse unos novios en ella. Y solicitamos entrar (los mismos "energúmenos" que habíamos invadido el Corral del Conde)... Y se abrieron las puertas de la capilla para entrar un instante y rezar la Salve a la Virgen del Rosario, momento que quedará grabada para siempre en la retina de los Palistas. Salimos de forma silenciosa y ordenada por la puerta lateral para abrir, esta vez sí, la puerta a los novios.








   La última parada de esta III Ruta Palista estaba prevista en la tapia del colegio Sor Ángela de la Cruz, donde el graffiti donde se cantó un popurrí de sevillanas del Pali, y finalizaron cantando a dúo Sergio Álcantara y Javier Montiel con otra sevillana inédita incluida en el disco que mencionamos anteriormente, titulada "La Ruta Palista" con letra del propio Javier Montiel.




    Como colofón a esta gran experiencia, terminamos en la casa Hermandad de la Hiniesta, donde nos tenían preparado un almuerzo que compensaba toda la calor que se había pasado durante el recorrido. Y como pregonaba Pepe Peregil llegó la combebencia.

    Popi estuvo inconmensurable durante la preparación de este evento, encargándose de las camisas, de la cesión de la casa Hermandad, de la comida. Sin su colaboración no habría sido igual esta III Ruta Palista. Y esa complicidad se notó cuando empezó a repartir la paella, o cuando se metió detrás de la barra para ayudar entro tantos momentos. 

    Luis miguel "El Pali de los Palacios", destapó el tarro de las esencias, imitando al Pali y contando chistes como si el propio Pali fuera. Desde ese instante compartimos una tarde de cantes por sevillanas, o fandangos de Huelva, que unió, mas si cabe, los lazos entre estas dos ciudades hermanas entorno a un mismo destino, defender nuestros cantes, pero sobre todo disfrutarlos.

    ¡¡¡Viva el Pali y su legión de Palistas!!!.






Crónica y fotografías:


    No os podéis perder la gran crónica de Javier Montiel: III Ruta Palista (Puerta de Jerez -  Barrio de la Macarena)

    Para entender la ruta palista no puedes perderte la crónica de excelente crónica de Miguel Ángel García: III Ruta Palista


09:30 Puerta Jerez (Sevillanas niños meones)
10:00 Casa de la Moneda
10:15 Tomás de Ibarra (Ofrenda Floral) (Recuerdos de mi patio)
Arco postigo (Sevillanas Arco postigo)
10:45 Puerta Correos (Añoranzas sevillanas)
Plaza del triunfo
11:00 Plaza Virgen de los Reyes (Sevillanas Virgen de los Reyes y Campanero de la Giralda)
Mateos Gago
11:45 Jardines de Murillo
Casa Coronado
Recaredo
Muro de los Navarros
Santiago
Corral del Conde (sevillanas corral del conde)
13:00 Plaza Rialto (Monumento Peregil) Sevillanas a Pepe Peregil (De pata negra y la combebencia)
Imagen
Plaza de la Encarnación (Donante de flores)
Regina
13:40 Calle Feria (Sevillanas a la Amargura, y Sevillanas a Montesion)
Relator
Parras
14:30 Arco Macarena (Soñé con la Macarena y Donante de flores)
Basílica Macarena
Muralla
Grafiti colegio Santa Ángela (Sevillanas ruta Palista)
15:15 Plaza de San Julian
Combebencia en la Casa Hermandad de la Hiniesta




No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...