Aniversario

El Cortijo del Agua se fundó en 1942 . Este año cumplimos el 7 5 A n i v e r s a r i o
Descubre la historia de los Carteles de Fiestas de Primavera

    Definitivamente los duendes derramaron el tarro de las esencias del arte en el taller de Jesús Méndez Lastrucci. La entrada del corralón desprendía aromas de tiempos pasados, aquellos tiempos de patios de vecinos en los que se vivía en cordialidad y continua alegría, en la que los vecinos eran mas que eso, eran una gran familia.




    Una parra presidía el corralón, y lo protegía en un día radiante de los rayos del Sol, y al anochecer del fresco rocío. Las plantas querían florecer en la eterna primavera allí instalada. Y una fuente hipnotizaba con el leve sonido de sus aguas, a veces, invitando a escucharla en silencio, y otras siguiendo el compás de una guitarra.



    El patio era la antesala del taller del escultor. Un continuo placer para los sentidos, un deleite para los ojos, y cubierto por una tela negra el motivo de nuestra visita, el busto de Manuel Melado.




    Tras los saludos y presentaciones pertinentes se entablaron diversas tertulias a cual mas interesante y entretenida, siguiendo los cánones de aquellos días festivos de los patios de vecinos.

    Una vez dentro del taller comenzó la parte formal del evento, conducida con maestría por Paco Rodríguez, recitando unas emotivas palabras que el mismo tituló "Trueque de Arte", acompañado magistralemente por la guitarra de Manuel Rincón. Seguidamente se destapó para deleite de los asistentes el busto de Manuel Melado, al que, el siempre ocurrente Manuel Melado le colocó sus propias gafas, sacando una sonrisa generalizada.




    Fue entonces, cuando se produjo el "simbólico trueque" de gubia de Jesús Méndez con el busto de Manuel Melado (que formará parte de una exposición en el Mercantil de distintas personalidades de Sevilla, aunque su destino final será la Peluquería de Manuel Melado), y de pluma con una sevillana dedicada por éste al escultor.






    El acto debía finalizar con la magistral interpretación del tema de Paco de Lucía "Entre dos aguas", por el grupo Fuente y Caudal (Manuel Rincón Jímenez y Manuel Rincón López), pero Manuel Melado se resistía a dejar que los duendes abandonaran el embrujo del taller, y nos regaló alguna soleá con mucho arte acompañado siempre por la guitarra de Manuel Rincón.


Magistral interpretación de Fuenta y Caudal del tema "Entre dos aguas"


    Resulta imposible transmitir en palabras, el elixir embriagador que recorrieron nuestros sentidos cuando se fusionaron por un instante el arte de la gubia, la pluma y la guitarra.

    Y llegó la hora de deleitar otro de los sentidos, el gusto. Cada familia preparó alguna delicatessen y rápidamente se compuso en el patio una mesa con diferentes exquisiteces para deleite de los estómagos.






    La fiesta seguía los cánones de los patios de vecinos, y tras repostar, de nuevo comenzaron los cantes por sevillanas, soleares, tertulias y risas.  Pero cabe detallar, cuando de forma casi impulsiva, Elisabeth Serrano saltó cual tablao flamenco y nos regaló un baile por sevillanas que iba meciendo al compás de "La lotera".




Manuel Rincón (Marisma) y la bailaora Elisabeth Serrano


    Bien entrada la tarde se marchó Manuel Melado, comentando que estaba tan a gusto que "se había perdido su siesta obligatoria de 3 a 6". Al igual que a todos los asistentes se le vio feliz en todo momento.





    Y la noche se echó encima, entonces la parra extendió su manto y nos protegió del rocío, y para contrarrestar el frío se encendieron las planchas para dar cuenta de los solomillos y chorizos. Las tertulias seguían desprendiendo sevillanía, porque a altas horas de la noche nadie quería abandonar... EL CORRALÓN DEL ARTE.
Crónica y fotografías:


    El diario de Sevilla se hizo eco de este magnífico trueque de arte, y para completar esta crónica lo pueden ver en el siguiente enlace: Las sevillanas del barro

   






No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...